D.O. propone Ourense como estación nodal del AVE en Galicia, reclamando un ramal directo Ourense-Lugo y otro Ourense-Vigo, a lo que el alcalde responde de forma surrealista.